Buscar Mascotas

Busca mascota

Inicio de sesión

Donar

Ayúdanos hoy para dar a un animal la oportunidad de tener un mañana...

Haz clic aquí para saber cómo ser padrino.

Vacunas y antiparasitarios en hurones

Es muy importante para prevenir futuros problemas y enfermedades vacunar correctamente a nuestro hurón y mantenerlo libre de parásitos con los productos adecuados.

Vacunación de hurones

Los hurones son especialmente sensibles al moquillo canino, por lo que es necesario vacunarlos. Debe tenerse mucho cuidado con la vacuna que se administre; existen estudios que han demostrado que la aplicación de vacunas para perros no logra alcanzar los niveles adecuados de inmunidad, o pueden causar reacciones que culminen con el desarrollo de esta enfermedad. Te recomendamos vacunas de virus vivo inactivado cultivado en embrión de pollo o mono y disolver con suero fisiológico estéril (utilizar solamente en caso de moquillo y hepatitis).

 

Existen vacunas de moquillo específicas para hurones en Estados Unidos. En España no ocurre lo mismo; sin embargo, hay algunos laboratorios que han probado la efectividad de sus vacunas en hurones sin reacciones adversas. Para más información consulta con tu veterinario.

La pauta de vacunación es a las 6, 9 y 12 semanas de vida en cachorros. En hurones mayores de 3 meses solamente aplicar 2 dosis con 3 semanas de intervalo. Las revacunaciones deben ser anuales.

También es conveniente vacunarlos de rabia (se suele utilizar la misma vacuna de rabia de los perros y gatos). La primera vacuna se pone a los 6 meses y se vacuna anualmente o de forma bianual si la vacuna utilizada mantiene la inmunidad durante estos dos años.

Reacciones a las vacunas

En algunas ocasiones los hurones pueden tener reacciones adversas a las vacunas; esto es más probable cuando son vacunados por segunda o tercera vez con la misma vacuna. Estas reacciones no son muy frecuentes; además, se suelen poner las vacunas de rabia y moquillo con dos semanas de diferencia para reducir el riesgo.

Sin embargo, si se producen estos efectos, puede peligrar la vida del hurón. Las más peligrosas son las reacciones anafilácticas que casi siempre ocurren dentro de la primera hora de haberlos vacunado. Por tanto, se recomienda tenerlo en observación de 30 a 60 minutos después de la vacunación.

Si observas vómitos, diarreas o problemas respiratorios en el hurón después de vacunarlo, acude rápidamente a tu veterinario.

Antiparasitarios para hurones

Los hurones son muy sensibles a la filariosis (enfermedad del gusano del corazón) y su evolución suele ser mortal, por lo que en zonas con filarias es conveniente su prevención. Es recomendable utilizar Stronghold durante toda la vida en dosis de 1 pipeta al mes; ésta se utiliza vertiendo su contenido en la parte superior del cuello, donde les sea más difícil llegar con la boca. Para hurones pequeños se utiliza la pipeta de menos de 2,5 kg y para los mayores la pipeta de 2,6 a 7,5 kg. Se debe comenzar a partir de las 3-4 semanas de vida.

El Stronghold también es muy eficaz para prevenir y tratar a los hurones de pulgas, ácaros de los oídos y algunos parásitos intestinales.

Los parásitos intestinales también son frecuentes. Pueden ser redondos, aplanados, coccidios y otros. Los primeros se pueden tratar con Stronghold y los planos con Drontal gatos en la dosis de 1 comprimido cada 3 meses por 4 kilos de peso.

Los coccidios y otros parásitos sólo se tratarán si hay síntomas o si se detectan en análisis rutinarios de las heces de los hurones (es importante hacer al menos 2-3 análisis al año).

En las zonas donde no se utilice el Stronghold porque no tengan filariosis, se puede usar Panacur como antiparasitario asociado al Drontal gatos y suministrado cada 3 meses junto al Drontal. La dosis es de 50 mg/kg que se puede dar en suspensión o pasta y es conveniente suministrarlo durante 3 días.

Ectoparásitos

Pulgas: pueden causar un prurito leve o intenso en la zona dorsal del cuello.

Ácaros en las orejas: rara vez hay prurito o irritación, pudiéndose sospechar presencia de ácaros ante cerumen denso de color rojizo o negro. El diagnóstico se efectúa mediante microscopio. Cabe la posibilidad de que los ácaros pasen también a la cola al dormir enroscados.

Sarna: proceso generalizado con prurito intenso y alopecia local.

Miasis: se aprecian en el subcutis moviéndose hacia el poro apical del abultamiento. Se debe realizar la extracción sin traumatizar, pues su rotura podría causar una reacción sistemática grave e incluso mortal. Tras la extracción y desbridado se debe aplicar antibioterapia tópica.

Dermatofitosis: se produce principalmente cuando el hurón entra en contacto con otras mascotas, en especial los gatos. Los síntomas son alopecias redondeadas que van creciendo en la zona de la cabeza y en las extremidades anteriores. En ocasiones es un proceso autolimitante, pero se recomienda realizar un tratamiento”.

 

 


 

Fuentes:

Fotos:

i154.photobucket.com/albums/s274/vectorferret/Funny/ferret_heart.jpg

www.parenting-our-kids.com/image-files/ferret.jpg